Muer3 sola en casa enfermera que fue contagiada de cor0n4virus.

Estos días de crisis han sido días de bastante reflexión sobre las acciones que realizamos como personas. Hay noticias de personas que toman la contingencia a juego haciéndonos enfurecer y hay otras que nos llenan de agradecimiento el corazón.

La historia de Lisa Ewald, es una de esas historias que nos hacen valorar el esfuerzo y el trabajo que realizan todas las personas del sector salud.

Lisa, una gran enfermera de 54 años, de la ciudad de Detroit, perdió la vida el pasado martes a causa del coronavirus. Ella arriesgaba su propia vida todos los días, para salir de casa e ir a trabajar al hospital Henry Ford ER.

Tan grande era su vocación que ella siempre ponía primero a las demás personas antes que a ella misma. A Lisa no le importaba poner en riesgo su propia vida con tal de seguir cuidando a quienes lo necesitaban.

Lamentablemente, cuando Lisa enfermó fue enviada a casa como prevención de contagio. Tras varias pruebas, los doctores le confirmaron que había contraído el virus y le suplicaron siguiera los procedimientos oficiales de aislamiento.

Con el paso de los días Lisa comenzaba a mostrar los síntomas de fiebre y tos, pero a finales del mes de marzo empezó a tener dificultad para respirar, pérdida del olfato y gusto, lo cual empeoró su condición y aumentó el riesgo al ser una persona con asma.

Lisa vivía sola, era una mujer soltera y no tenía hijos. Sus familiares y amigos se preocupaban por ella, la llamaban para saber su estatus y para hacerla sentir un poco mejor, pero al estar en cuarentena no podían darle las atenciones necesarias.

La última vez que su familia tuvo noticias de Lisa fue el martes de la semana pasada, y al día siguiente, tras no tener comunicación con ella, su amiga la visitó y fue ahí donde la encontró sin vida. Lisa murió sola, sin poder despedirse de sus familiares y amigos.

Su sobrina Carly Ewald, quien era muy allegada a Lisa, comentó a Fox 2 que ella «se preocupaba más de los demás que de sí misma.”

Gracias Lisa por ser una enfermera tan valiente. Descansa en Paz.